Actividad foro

Noticia

Llegamos a la tercera y última parte de este relato acerca de mi paso por los esports.

Cuando decidí pasarme al TF2 mis primeras sensaciones al probar el juego fueron malas.
Valve había decidido rebajar la exigencia del juego, había quitado el bunnyhop, las concs y había reducido la velocidad del juego.
Valve había destruído el juego que amaba, había destruído el TFC.

Empecé jugando con un máximo de 45 fps y un mínimo de 5 fps y claro, eso tampoco ayudaba.
Tenía una sensación de rabia increíble, porque viniendo del TFC y siendo todo más fácil, tendría que acostumbrarme a este juego rápidamente y, sin embargo, no era así.

Pasados tres meses sufriendo con un ordenador demasiado antiguo y que me lastraba demasiado me compré un ordenador nuevo y todo empezó a cambiar.

Comenzaba el 2008, sin duda alguna el mejor año a nivel esports para mi.

Intenté no limitarme sólo a ser jugador un jugador más, también dediqué gran parte de mi tiempo a aportar a la comunidad española de TF2 todo lo que podía.
Ayudé a crear la liga nacional de TF2 española, la LNTF2, hice varias páginas webs, ayudé como administrador y árbitro a nivel nacional, promoví el crear una organización de equipos españoles, para que pudieran elegir de manera democrática al seleccionador nacional y también fuí administrador de la ESL a nivel europeo.
Intenté ayudar a todos los equipos que pude y a toda la gente que me lo pedía y creo que todo esto se vio recompensado.

Gracias a ello empecé a ser una figura reconocida dentro de la comunidad y a la vez, creo que me había convertido en un jugador destacado.

De nuevo, tal como había pasado en el TFC, militaba en los mejores equipos españoles que poco a poco iban mejorando a nivel europeo, aunque no se puede decir que estuviéramos entre los mejores de Europa.

Pero para mi era el culmen de una carrera que había comenzado 10 años antes jugando en cybers al Counter Strike.

Y la guinda para culminar esa carrera fue poder militar en la selección española dos años seguidos y dirigir a la selección el segundo año.

Pero esta vida perra no me iba a dejar disfrutar mucho del dulce sabor de la miel.

En 2009 caí enfermo y tuve que ser hospitalizado durante mucho tiempo, sufrí una operación de urgencia y tuve que estar en coma inducido.
Estuve hospitalizado tres meses en los que perdí toda mi masa muscular y todos mis reflejos musculares.
Y aún me quedaba pasar por otra operación más pasados otros tres meses...

Cuando volví a tocar un ordenador todo se me hacía tan raro, hasta me mareaba jugando.
¿Qué me ha pasado? Joder quiero volver a ser el de antes. Pero nunca lo volví a ser. Me rendí y dejé de intentarlo, motivado sobre todo por algo que no había pensado nunca: todo el tiempo que pasas frente al ordenador lo pierdes en la vida real.

Así que tras la segunda operación me decidí a vivir más mi vida, a recuperarme, ponerme fuerte y nunca más competir (o eso pensaba).

Abandoné el juego y la competición, me apunté a un gimnasio, empecé a cuidar más mi cuerpo y mi mente.
Me centré en la universidad, a la que había accedido de forma tardía. No me podía permitir perder más tiempo, tenía que terminar de estudiar y ponerme a trabajar.
Y así lo hice, era el fin de una era, el fin de mi etapa competitiva, pero pronto me vi en la necesidad de volver a jugar a algún juego aunque siempre de manera casual.

En resumen, en poco menos de dos años pude saborear lo que era sentirse querido por gente que apenas me conocía y que al verme en un servidor decía, "¿de verdad eres Thanatos, puedes ayudarme a mejorar?", a que me tuvieran que ayudar a mi a levantarme de la cama del hospital.

En 2009 mientras estuve en coma perdí una parte de mi que jamás volverá, pero también aprendí a valorar mucho más la vida.

Posteriormente he vuelto a competir en Overwatch, pero nunca he llegado a tener un nivel similar al que demostré en el TF2.
Con el paso del tiempo he perdido reflejos y rapidez mental de manera equitativa al aumento de las horas de trabajo y las tareas domésticas.

En Overwatch he vuelto a recuperar la ilusión tras muchos años de sequía sin ningún juego que me terminara de gustar.
Así que me decidí a crear y actualizar una web (overwatchspain.es) con información sobre la scene española que he mantenido durante los dos primeros años del juego y también he creado y dirigido dos equipos a la vez, Rise & Shine, aunque lamentablemente tras tres meses de duro trabajo decidimos dejarlo.

Tras tantos años sin competir tuve que volver a la competición porque tenía un vacío enorme que nada podía llenar, porque me encanta competir, porque nada me hace sentir tan bien como ser reconocido y respetado por otros jugadores.
Y me frustra saber que mi momento ha pasado y que ya no volveré a ser lo que era, pero así es la vida, todo tiene un comienzo y un final.

Simplemente espero que cuando deje de competir en Overwatch (aunque sea a bajo nivel) no sea mi final en los esports, sino una etapa más que dentro de unos años pueda escribir en un blog como este.

GL & HF

Noticias